Decálogo del Marchador

Foro exclusivo para intercambio de información, fecha y lugar, de Marchas de Montaña.

Moderador: malmasin

Messner de anónimo

Decálogo del Marchador


Mensajepor Messner de anónimo » Mié 04 May , 2005 - 4:58 pm

Paso a publicar un interesante artículo de Ramón Gárate, médico de la federación de montaña, ahora que estamos metidos de lleno en la temporada de marchas de montaña:


DECÁLOGO DEL MARCHADOR

Nos encontramos en la temporada de marchas. Multitud de montañeros se empeñan en recorrer caminos, atravesar collados y hollar cumbres a lo largo de muchas horas de caminar. Estas marchas, aunque están exentas de los riesgos de otras actividades en montaña, no se privan de abundantes problemas entre los marchadores, relacionados con las largas horas de esfuerzo, que afectan especialmente a los pies.

Con el fin de ayudar a prevenir estos problemas, está pensado el siguiente decálogo de recomendaciones:


1- Ajustar el ritmo de marcha a las condiciones físicas de cada cual. La primera media hora el ritmo será siempre lento, a modo de calentamiento. Se deberá realizar un entrenamiento durante la semana, al menos dos días, por medio de footing, marcha, bici, gimnasia, etc., en sesiones de al menos 1 hora de duración.

2- Beber y comer al menos cada dos horas. Agua sola o con mezclas isotónicas, infusiones, etc., a la vez que ingerimos alimentos sólidos ricos en energía de rápida asimilación por el organismo: frutos secos, barras de cereales, chocolate, membrillo, galletas, etc.

3- Adecuar la vestimenta a las condiciones climáticas. Hacer uso de ropa transpirable, recordando llevar ropa de repuesto, especialmente muda y calcetines, y cubrir la cabeza y el cuello con una gorra.

4- La mochila será ligera y de pequeño volumen. En ella incluiremos la ropa de repuesto, el chubasquero, la cantimplora, los alimentos, un pequeño botiquín, y el mapa y la brújula.

5- El calzado deberá ser apropiado para este tipo de actividad. Se recomienda la bota de media montaña con caña elevada que sujete el tobillo. El tamaño será ajustado al pié, cuidando que el pie no “baile” en su interior, lo que provocará rozaduras. El material más recomendable es el cuero o la mezcla de éste con materiales sintéticos. Cuidaremos que la suela esté en condiciones, para evitar resbalones. Los calcetines más recomendados son los fabricados basándose en mezcla de lana y fibra sintética.
6- Colocar y atar bien las botas. El talón debe estar en contacto con la parte posterior de la bota, la lengüeta bien estirada y el atado ajustado y bloqueado con nudo no corredizo para evitar que se afloje. Siempre antes de acometer un descenso, interesa soltar y volver a atar de nuevo el calzado.

7- Cuidados higiénicos del pie. Insistir en su limpieza antes y después de la marcha. Previamente a la actividad, proceder a recortar las uñas de forma que los bordes laterales sobresalgan ligeramente, pero de forma redondeada. Así evitaremos heridas e infecciones en los dedos

8- Adaptar el pie al terreno. La mayoría de las personas precisan de plantillas u otros artilugios ortopédicos para adaptar su pié cavo, plano, valgo, etc., a la forma plana de la suela de la bota.

9- Proteger la piel del pie. En las zonas proclives a la aparición de lesiones en la piel, colocar protecciones a modo de parches de tela adhesiva o de silicona sobre la piel.

10- Tratar las ampollas de los pies. Si la ampolla se produce durante la marcha, para poder continuar la actividad conviene vaciar el contenido de la ampolla previa incisión de la piel que la cubre, luego colocar una solución antiséptica y sobre la lesión un parche de silicona bien adherido.


Ramón Gárate
Asesor Médico de la E.M.F.
Avatar de Usuario
atreyu
Gran Orador
Gran Orador
Mensajes: 3288
Registrado: Sab 24 Jul , 2004 - 12:00 am
Ubicación: Reino de Fantasía
Contactar:

re: Decálogo del Marchador


Mensajepor atreyu » Mié 04 May , 2005 - 5:12 pm

Gracias por esas recomendaciones que, pese a años de andar por el monte, siempre tendemos a descuidar en algún momento y nunca está mal recordarlas de vez en cuando.
A todo lo que dices añadiría un punto: Adecuar el itinerario a las posibilidades del más débil del grupo. Es mejor que esa persona "más débil" vea que somos capaces de renunciar a grandes hazañas y quiera regresar al monte de nuevo con nosotros con lo que poco a poco irá adquiriendo fondo, técnica, resistencia y fortaleza física que le permitirá afrontar nuevos retos cada vez más osados. Si de buenas a primeras atacamos un gran reto ese "débil" no regresará nunca más con nosotros al monte, porque lo pasará mal.
La reflexión viene ahora: toda persona que en invierno (por razones de trabajo o por evitar la nieve o por lo que sea) decide abandonar un poco la actividad montañera se convierte en uno más de los "débiles del grupo", y es por ello que debemos cuidarnos bien de no sobrevalorar nuestras posibilidades ni las de nadie del grupo arriesgando a no volver a casa todos los que hemos salido enteros.
Bufff menudo sermón misal me ha salido. rrr94
rrr62

 Posts publicados las ultimas 24 horas


Volver a “Marchas de Montaña”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado