Inicio


Correo

-2 -I. IGOA – A.ARREGI

Capitulo 1 CADENA DINAMICA DE SEGURIDAD

-3 -I. IGOA – A.ARREGI

El factor de caída real

Los rozamientos en los mosquetones o contra la roca limitan la propagación de la fuerza a lo largo de la cuerda. Así, sólo la longitud de cuerda entre el penúltimo y el último punto será plenamente solicitada, y cada sección entre los mosquetones precedentes lo será cada vez menos. El resultado es que la capacidad de la cuerda no es completamente utilizada en toda su longitud y por ello el factor de caída real es mucho más elevado que el factor de caída teórico.

La energía cinética que acumula el escalador durante una caída es mayor cuanto mas alto cae (aceleración) y esta energía se transforma en fuerza de choque (FCH) al ser detenida por la C.D.S. Cuando el FC es alto (≈ 2) la relación entre los metros de caída y la cuerda activa es desfavorable. Una pequeña parte de la cuerda ha de sufrir un choque importante y como su capacidad de estirarse es limitada el resto de la FCH es trasmitida a la reunión y al cuerpo del escalador.

Para evitar las consecuencias de un FC alto, el primero de cordada ha de procurar asegurarse nada mas salir de la reunión. A medida que haya más cuerda desplegada los seguros pueden ir distanciándose más.

En escalada, caída tras caída, las capacidades dinámicas de la cuerda disminuyen y con ello la fuerza de choque aumenta. Por ello una cuerda con una fuerza de choque baja se mantendrá mucho más tiempo por debajo del umbral aceptable que otras con una fuerza de choque alta. En terreno de aventura o cascadas de hielo, donde los puntos de anclaje tienen resistencias dudosas, la seguridad se incrementara notablemente con el uso de una cuerda con FC baja, que solicitara mucho menos el ultimo punto mosquetoneado. Para permitir a toda la longitud de la cuerda desarrollar su papel de absorbedor de energía es necesario disminuir los rozamientos evitando los ángulos en los mosquetones.

-4 -I. IGOA – A.ARREGI

Capitulo 2

La cuerda es el elemento más importante. Une toda la cadena de seguridad y es responsable de la transmisión de la energía de una caída a todos los eslabones.

Una de las características más importantes es la Fuerza de choque (FCH) que es la fuerza máxima que transmitirá al cuerpo del escalador y al resto de los eslabones de la cadena tras una caída. Este valor debe estar indicado en la cuerda y siempre será inferior a 1200 daN.

Todas las cuerdas de escalada deben estar homologadas por la UIAA, lo que nos garantiza que soportan un mínimo de 5 caídas de factor 2. Un dato importante es la fecha de fabricación, pues las cuerdas con los años van perdiendo sus propiedades elásticas y por tanto de absorción de energía. En general a mayor diámetro de cuerda, mayor resistencia pero también mayor FCH.

Tipo de cuerda Diámetro – longitud Identificación Aplicación Utilización
Uso simple 9,4 – 11 mm 60 -70m Escalada equipada y de poco compromiso Escalada deportiva, artificial
Uso doble 8,1 - 9 mm 50 – 60m Escalada clásica, alpinismo y hielo Para todo tipo de escaladas
Cuerdas gemelas 7,8 – 8,2 mm 50 -60m Escalada en pared y alpinismo Poco polivalentes, se pasan juntas por los seguros

UIAA. unión internacional de asociaciones de alpinismo

Escalar con cuerdas de uso en doble es el sistema más polivalente. Se deben pasar las cuerdas individualmente por los seguros intermedios y se utilizaran solo con sistemas de aseguramiento dinámico. Si pasamos las dos cuerdas por el mismo seguro, aumenta en caso de caída, la FCH sobre los elementos de la cadena, cosa que debemos evitar siempre con anclajes dudosos o con FC altos. La cuerda simple nos ofrece mayor comodidad ya que solo tenemos que manejar una cuerda, pero a cambio nos resta maniobrabilidad en paredes y vías complejas (seguros no alineados, rapeles más cortos...). La vida media de una cuerda es de 5 años aproximadamente, tiempo que se vera reducido, cuanto mas intensa sea su utilización y mayor numero de caídas soporte, pudiendo ser tan solo de 3 meses. Existen cuerdas con tratamientos antihumedad y antiarista que las hacen más resistentes

-5 -I. IGOA – A.ARREGI

Datos a tener en cuenta a la hora de comprar una cuerda.

• • •

• • • •

etc.)

Ojo ¡ No escalar con cuerdas semiestaticas (generalmente de color blanco) su comportamiento se asemeja aun cable de acero, transmitiendo todo la fuerza de la caída al cuerpo del escalador. Solo útiles para rapelar y ascender con aparatos bloqueadores (cuerdas fijas)

-6 -I. IGOA – A.ARREGI

¿Que cuerda elegir?

Ventajas Inconvenientes
SIMPLES •Poco peso •Relativamente económica •Posibilidad de asegurar con todo tipo de frenos, incluidos automáticos •Rápida de mosquetonear en pasos extremos (largos difíciles protegidos con chapas •Implica colocar cintas mas largas para que no haya un rozamiento excesivo •Limitación de maniobras técnicas (péndulos, ayuda adicional al compañero...) •Poco útil en caso de retirada o rapeles largos (tendríamos que hacer el doble de rapeles)
DOBLES •Muy útiles en caso de descenso (rapeles largos) •Reducción del impacto sobre los anclajes si mosquetoneamos uno solo de los cabos. •Si una cuerda resulta dañada (arista cortante, caída de piedras), aun nos quedaría otra. •Disminución del rozamiento por el sistema de mosquetoneo alternado •Mayor proteccion del segundo en las travesias. •Permite cordadas de tres. •Algo pesadas (unos 5 kgr entre las dos cuerdas) •Mayor desembolso que una cuerda simple •Manejo mas complicado. Se lían y se rizan mas entre si. •Fuerza de choque próxima a los 1000 kp cuando se introducen las dos cuerdas en un mismo mosquetón (maniobra imprescindible en factores de caída superiores a 1 y en los dos primeros seguros de cada largo) •Solo se pueden utilizar con frenos dinámicos
GEMELAS •Peso reducido •Excelente anudabilidad •Menor volumen que la cuerda doble •Fuerza de choque muy inferior a las cuerdas dobles mosquetoneadas a la vez y en un mismo seguro •No permiten el mosquetoneo alternado •Rozamiento similar a una cuerda simple •Frenada inferior a una cuerda doble •Vida corta (un año menos que las dobles) •No validas para personas de más de 75 kgr o cordadas de tres.

-7 -I. IGOA – A.ARREGI

Es el encargado de transmitir el impacto sobre el cuerpo del escalador de forma que no se produzcan lesiones. También sirve para transportar el material. El más utilizado es el arnés de cintura aunque tiene el peligro de volteo si llevamos una mochila pesada o sufrimos una caída descontrolada, para estos casos se recomienda cumplimentarlo con un arnés de pecho. Debe ser ligero, sencillo de poner y seguro, a la vez que será lo mas cómodo posible.

Para su elección ten en cuenta que: la escalada tradicional necesita muchos porta materiales, por el contrario en la escalada deportiva puede ahorrarse peso reduciendo su número y su tamaño. El aro posterior es necesario en escalada artificial cuando necesitas llevar colgando una cuerda auxiliar para el material. Los acolchados de alta densidad proporcionan confort y dispersan la energía en las caídas o cuando estamos colgados en las reuniones. Por el contrario en alpinismo clásico un arnés muy ligero sin acolchar será el adecuado. Las perneras regulables garantizan una perfecta adaptación

El casco además de protegernos de posibles impactos por caídas de materiales, atenúa los posibles golpes en la cabeza tras una caída. Para amortiguar los impactos los cascos se deforman, un casco rígido transmitiría todo el choque al cráneo. Un buen casco debe ser ligero, bien ventilado, de fácil regulación y certificado CE. Recuerda que un casco mal ajustado que baile sobre la cabeza no vale para gran cosa.

Diferentes tipos y materiales de fabricación de cascos

pero robusto mixto pero delicado

-8 -I. IGOA – A.ARREGI

PROTECCIÓN POR DEFORMACIÓN La energía del choque se absorbe deformando el material del casco. La cabeza se mantiene intacta y separada mediante un sistema de cintas interiores. Entre estas cintas y el casco exterior existe un espacio que consigue que el impacto no toque la cabeza. Después del impacto, el material exterior vuelve a su estado anterior y puede amortizar otros golpes. Son cascos robustos y muy seguros. Sin embargo, no se encuentra ningún modelo que pese menos de 400 gramos y estéticamente pueden no gustar. Son ideales para alpinismo aunque los golpes laterales quedan un poco desprotegidos debido al sistema de cintas. Las carcasas de estos cascos están construidas con policarbonato

PROTECCIÓN POR ROTURA La absorción de la energía se realiza por la compresión del material. Se utiliza un poliestireno expandido de alta densidad que consigue una excelente relación peso-amortiguación. Además con este material se puede diseñar de cualquier forma la apariencia del casco. Su ligereza es la principal característica. La resistencia lateral es óptima. Sin embargo, el material es muy frágil. Cada pequeño golpe queda reflejado en la carcasa, dando una imagen de viejo. Para los impactos verticales fuertes puede tener menor absorción que los de la otra clase.

Los cascos tienen una vida útil (+/- 5 años) a partir del cual van perdiendo sus características de absorción.

2.4 MOSQUETONES

Conectan la cuerda con el resto de elementos. Existen básicamente tres tipos:

¾Seguridad. Se utilizan en maniobras de gran responsabilidad, como rapeles,

aseguramientos, aseguramientos al compañero y descuelgues. Tienen cierre de seguridad

y están sobredimensionados para soportar grandes esfuerzos (2500 a 3000 daN). Los

más recomendables son los que están testados individualmente.

Los mosquetones con forma de pera (HMS) están indicados para su

utilización con dispositivos de freno y nudo dinámico.

simétrico

HMS (pera)

asimétrico

Tipos de cierre

Existen, principalmente, tres tipos de cierre:

automáticos: es el cierre

con un cierre más

¾Normales. Son los mosquetones convencionales, con un peso sobre los 50 gr. Y una resistencia de unos 2500 daN. Se utilizan un poco para todo (anclajes intermedios, puentes de roca…) y son los mas recomendables en alpinismo y escalada en pared.

Si están homologados llevan el símbolo “ N “ grabado junto a la marca UIAA.

¾Ligeros. Pesan alrededor de 30 gr y son los utilizados para cintas expres. Su resistencia no debe ser inferior a 2200 daN. Esta resistencia puede verse afectada por palancas, torsiones, cintas muy anchas, paso de dos cuerdas o la apertura accidental del cierre, por lo que solo se utilizaran en escaladas equipadas (chapas) y cuerda simple. Si están homologados llevan el símbolo “ L “

Tracciones y palancas peligrosas

Mosquetones y cintas expres. Facilitan el aseguramiento y el deslizamiento de la cuerda en los

En caso de pasar mal la cuerda tenemos dos peligros

-
que la cuerda haga girar la cinta y esta se salga
-
que un latigazo golpee la cuerda sobre el cierre y provoque la salida de la cuerda

En travesías y diagonales el cierre tiene que quedar hacia el lado opuesto a la dirección del escalador.

El mosquetón tiene su máxima resistencia cuando esta cerrado pero este puede llegar a abrirse en el momento de soportar la máxima carga por diversos factores

El uso de cintas de longitud adecuada y mosquetones de gran resistencia con el gatillo abierto nos ayudan a paliar estas circunstancias. En caso de duda podemos utilizar mosquetones de seguridad o dos mosquetones contrapuestos.

2.5 CINTAS Y CORDINOS

Las cintas y cordinos auxiliares que utilicemos para escalar tienen que tener una resistencia similar a los mosquetones (>2200daN). Los utilizaremos para asegurarnos a los anclajes, montar reuniones, puentes de roca, etc. En escalada de escuela bien equipada (seguros bien alineados) bastara con cintas cortas de unos 12 cm y eventualmente alguna un poco mas larga por si hay algún seguro desviado de la vertical. En pared o zonas sinuosas utilizaremos anillos de 30 y 60 cm. que facilitaran el deslizamiento de la cuerda lo mas derecha posible y evitar el exceso de rozamiento. Las de 120 cm se emplearan para triangular reuniones.

Las cintas cosidas son un 20% más resistentes que las anudadas. Si utilizamos cintas anudadas por nosotros hay que dejar los cabos sobrantes lo suficientemente largos y vigilarlos con regularidad.

-11 -I. IGOA – A.ARREGI

Las cintas pueden ser planas o tubulares y se fabrican de poliamida (nailon) o polietileno (Dyneema), más resistentes a la abrasión, más estrechas y más ligeras pero más caras y estáticas) Siempre que sea posible utilizad cintas cosidas y mosquetones para unir los diversos elementos de la cadena, evitando realizar nudos de alondra sobre la cabeza de clavos, chapas o cables de fisureros.

Los cordinos de diámetros inferiores a 7 mm solo deben utilizarse para usos auxiliares que no requieran gran responsabilidad.

Utilizadas para probar los seguros en escalada artificial y como cabo de autoseguro en las reuniones

-12 -I. IGOA – A.ARREGI

2.6 DISPOSITIVOS DE FRENO

Existen multitud de ingenios para frenar la

cuerda tras una caída diferenciándose básicamente en

su mayor o menor capacidad de frenado y su

maniobrabilidad (facilidad para dar o recoger cuerda).

Podemos escoger entre ochos, placas, tubos de freno,

sistemas mecánicos, el nudo dinámico,…se emplean

unidos al arnés mediante un mosquetón de seguridad y

se basan en la mayor o menor fricción de la cuerda con

el dispositivo, o con este y el mosquetón de seguridad.

La cuerda activa (la que va desde el

asegurador al primero) para poder ser frenada, pasa a

través del dispositivo y es sujetada a la salida del

mismo por la mano del asegurador. La cuerda restante

es la cuerda inactiva. Al dar o recoger cuerda NUNCA

se soltara la cuerda inactiva.

Es importante que el dispositivo de freno

funcione de forma dinámica , es decir , que no pare la

caída en seco sino que deje deslizar cierta longitud de

cuerda antes de detener la caída. Con esto conseguimos reducir el impacto final al

que se somete toda la cadena. Para evitar quemaduras en las manos por el

deslizamiento de la cuerda en caídas de alto factor es conveniente asegurar con

guantes (bastara con unos finos de piel). Los dispositivos de frenado automático (Grigri…), por su carácter estático, solo son

recomendables cuando todos los anclajes son excepcionales.

Leer bien las instrucciones del fabricante

Reverso Ocho

tubo

automáticos

-13 -I. IGOA – A.ARREGI

Tras rapeles largos el ocho puede llegar a quemarte

2.7 ANCLAJES

Llamamos anclajes a todos aquellos elementos que fijamos a la pared para asegurarnos o para progresar

2.7.1 Clavos de roca. Es el sistema de anclaje más antiguo. Dependiendo del material empleado tenemos dos tipos, blandos (aleaciones de acero dulce) menos resistentes y utilizados en rocas blandas y fisuras muy retorcidas. Duros (aleaciones de acero-cromomolilibdeno) mas resistentes y fáciles de recuperar. Tenemos diferentes formas (planos, universales, de “U”, de “”V”….) y tamaños. Se meten a golpe de martillo en fisuras de grosor inferior al suyo donde se empotran a modo de cuñas.

2.7.2 Empotradores. Son cuñas metálicas que se atascan en las fisuras. Por su facilidad de colocación y extracción han sustituido en gran medida a los clavos. La resistencia varia dependiendo del tamaño y de su colocación. Esta será mayor cuanto mas superficie del empotrador este en contacto con la roca y cuanto mas coincida el tiron con la dirección en la que se atasca. Pueden tener diferentes formas (en cuña, curvos, excéntricos…) e ir provistos de cable o cordino (los mas grandes).

Tienen la desventaja de la unidireccionalidad. Un empotrador bien atascado en un principio puede no ser seguro al seguir

progresando.

Para ayudarnos a recuperar los empotradotes utilizaremos un sacafisureros 2.7.3 Friends. Son empotradores mecánicos de expansión por levas que se colocan y extraen rápidamente con una sola mano gracias al mecanismo que incorporan. Se pueden colocar en fisuras paralelas

La fuerza de tracción producida en el vástago central se transmite con una gran fuerza de expansión en sus levas, atascándose solidamente en la grieta. Hoy en día casi todos los vástagos centrales son de cable flexible. El número de levas puede ser de 3 o 4.

Su resistencia óptima seconseguirá cuando todas las levas apoyen en la roca en un punto medio de su perfil. No se colocaran ni muy abiertas ni muy cerradas (cambiar de tamaño)

Existen friends que por la disposición de sus dos ejes en la cabeza pueden actuar completamente abiertos como un empotrador pasivo ( CAMALOT)

Normalmente las fisuras de un dedo de ancho requerirán un nº 1, dos dedos nº 2,

tres dedos nº 3, aunque no todos los fabricantes siguen esta numeración. Si la roca es sospechosa (muy blanda, arenosa, húmeda) introduce el friend a mayor profundidad y en sitios donde la grieta se cierre Los sistemas de levas multiplican por 2,5 la tracción ejercida . Atención por tanto a los bloques, roca fracturada o lajas inseguras. Tampoco se deben colocar junto al filo, puede desconcharse y fallar todo el sistema.

Atención un friend que no tenga todas sus levas tocando la roca puede fallar

2.7.4 Anclajes permanentes. Son colocados de manera fija en la pared en agujeros previamente perforados. Su resistencia depende de su correcta colocación, de la calidad de la roca y de la resistencia del material del anclaje, perno y chapa. Las chapas para ser homologados UIAA tienen que tener una resistencia mínima de 25kN en carga radial y 15 kN en carga axial.

-17 -I. IGOA – A.ARREGI

Taco autoperforante (buril)

2.7.5 Reuniones y descuelgues. Siempre deben ser equipados con al menos dos anclajes de gran resistencia unidos entre si. La cadena es la mejor solución para esta unión.

2.7.6 Anclajes naturales. Mediante cintas y cordinos (mínimo 7mm) podemos aprovechar los anclajes naturales que nos ofrece la pared como puentes de roca, bloques, árboles, piedras empotradas… cuya resistencia estará en función de su

Capitulo 3 LOS NUDOS El nudo reduce en un porcentaje la resistencia nominal de la cuerda (Ro), debiéndose tener en cuenta esta circunstancia cuando la sometamos a cargas elevadas. Se denomina carga de rotura al % de la resistencia nominal que puede soportar la cuerda una vez confeccionado el nudo. Como norma general, se tenderá a confeccionar el nudo de carga de rotura más elevada, a igualdad de función. Para que trabaje en las mejores condiciones y reparta bien las tensiones, el nudo debe estar bien confeccionado, con los cabos paralelos, “peinado”, y con el cabo sobrante necesario (al menos un centímetro por milímetro de diámetro de la cuerda). Condiciones de los nudos:

Ser simple y fácil de reconocer.
Adaptarse a las necesidades.
No deshacerse solo.
Deshacerse fácilmente, incluso después de someterlo a carga.
Tener una carga de rotura elevada. Es más seguro el dominio de unos pocos nudos que el conocimiento superficial de muchos.

3.1 Como atarnos a la cuerda

Ocho (por chicote)

Es el nudo de encordamiento por excelencia. Es muy resistente, seguro y fácil de revisar visualmente

Bulin doble (por chicote)

Se deshace con facilidad aunque haya recibido fuertes cargas por lo que es recomendable para ensayar vías o cuando las cuerdas están heladas. Rematarlo con un nudo de seguridad Utilizable para encordamiento directo al arnés en mitad de la cuerda rematado con un mosquetón

3.2 Nudos de amarre

Son nudos que nos permiten anclar una cuerda de

manera fija, ya sea para autoasegurarnos, atar cuerdas a

puntos fijos u otros usos auxiliares.

-Gaza simple (por seno)

Es el nudo mas fácil de hacer, pero difícil de deshacer si ha recibido tensión. Solo es útil para anclajes auxiliares que no reciban carga.

-Ocho (por seno)

El mismo que hemos hecho para encordamiento pero por seno. Es también el más recomendable como autoseguro en reuniones. Útil para fijar cuerdas y todo tipo de anclajes.

-Nueve

Es el nudo idóneo para fijar cuerdas que vayan a soportar grandes cargas o choques bruscos, gracias a su capacidad de absorción de energía. Ideal para fijar cuerdas estáticas. Se hace dando a la cuerda una vuelta más que en el ocho.

-Bulin.

Hacer siempre un sobrenudo de seguridad para evitar que deslice ante una carga anular -Siete. Sirve para atar una cuerda fija a otros anclajes intermedios, ya que queda en una dirección concreta. Para dirigirlo en la dirección deseada, hay que comenzar orientando la coca inicial en la dirección opuesta. Interesante en fraccionamientos, aseguramientos a una cuerda fija….

-Ballestrinque Cómodo para autoasegurarse a la reunión ya que es fácil de ajustar. Colocar la coca que soporta la carga próxima al brazo rígido del mosquetón. Interesante para montar repartos con la cuerda en las reuniones

-Nudo corredizo produce un estrangulamiento sobre el objeto laceado dándole mayor estabilidad. Útil sobre clavos que no se introducen del todo.

3.3 Nudos de union

--l

Es un nudo muy seguro aunque se deshace con

bastante dificultad. Interesante para unir cuerdas de diámetros diferentes.

Para deshacerlo más fácil podemos introducir un chicote en el nudo

-Ocho (por chicote y enfrentado).

-Nudo de cintaEs el único nudo utilizable para cerrar en forma de anillo un trozo de cinta plana. Tiene tendencia a aflojarse por lo que hay que comprobar que esta bien apretado y que tenemos al menos 5 cm de longitud en los cabos.

3.4 Nudos autobloqueantes

Se confeccionan con cordino, cuerda o cinta auxiliar que se colocan alrededor de una cuerda auxiliar. Al ser sometidos a carga presionan y se bloquean sobre la cuerda y para desplazarlos se necesita eliminar la tensión y moverlos con la mano.

-Machard simple. Se bloquea en una sola dirección y funciona bien incluso con cuerdas mojadas o heladas. Es practico para ascender por cuerdas fijas, autoseguro en rapel y maniobras de rescate

Apuntes de escalada

-Machard doble. Trabaja en los dos sentidos y se afloja muy bien al no estar cargado. Los senos que se enganchan al mosquetón han de ser lo mas cortos posibles para que el nudo no se estire sobre la cuerda y bloquee correctamente. Se recomienda dar unas siete vueltas.

Se empleara un cordino 2 mm inferior al diametro de la
cuerda

-Prusik. Nudo bidireccional. Poco practico, se afloja con dificultad y resbala con cuerdas mojadas.

3.5 Nudos de frenado y bloqueo

-Nudo dinámico (nudo UIAA).Interesante para aseguramiento por su capacidad de frenado poca transmisión de fuerza de choque sobre los anclajes y escaladores. Permite ser bloqueado con facilidad con un nudo de fuga o transformándolo en un ballestrinque. Se debe realizar sobre un mosquetón de pera (HMS)

-Nudo de fuga. Sirve para bloquear o amarrar una cuerda rápidamente. Posteriormente puede aflojarse incluso bajo tensión.

- Plegado de la cuerda

I. IGOA – A.ARREGI

Capitulo 4

MONTAJE DE REUNIONES

La limitada longitud de la cuerda o el simple hecho de reducir la fricción de esta o no llevar en el portamaterial una enorme cantidad de accesorios, entre otros factores, impone la detención de la cordada en los puntos denominados reuniones. Son los puntos clave de donde parte todo aseguramiento. Las reuniones han de disponer de un mínimo de dos puntos de seguro, siendo de tres puntos mucho más aconsejables. Estos puntos de reunión han de ser fiables, resistentes y "a prueba de bombas".

Existen dos maneras de unir los diferentes puntos de seguro que configuran una reunión:

  1. Mediante la utilización de cintas (preferentemente cosidas) y/o cordinos de reunión (minimo 8 mm).

  2. Utilizando la propia cuerda. Los mosquetones empleados en los anclajes serán de seguridad o normales

, nunca ligeros. En el “punto central” siempre serán de seguridad. Dependiendo de la disposición y calidad de los anclajes montaremos la reunión de una u otra forma.

Sistemas de reparto de cargas . Consiste en unir los diferentes anclajes de forma que la carga se distribuya entre todos por igual. Indicado cuando los anclajes son de similar resistencia. El ángulo que se forma entre las líneas que unen cada anclaje con el punto central, ha de ser lo mas cerrado posible y nunca mayor de 60º.

4.1 Triangulo de fuerzas multidireccional. Lo utilizaremos cuando tengamos dos anclajes que no estén muy separados y tengan una resistencia similar. Se ajusta automáticamente ante un cambio de dirección de la carga. Tiene el inconveniente de que en caso de fallar uno de los puntos se produce un tiron de ajuste que puede ser peligroso, bien por el tiron que dificultaría el frenado del caído por parte del asegurador, bien por el choque de unas piezas metálicas con otras que puede llegar a romperlas. Por ello no es recomendable utilizar este sistema con anillos de más de 2 o 3 m de perímetro En caso de rotura de la cinta la reunión se deshace.

4.2 Triangulo de fuerzas semimovil. Es la instalación más funcional. Mantiene cierta direccionalidad de la reunión y distribuye la carga por igual en los anclajes. Reduce al mínimo el tiron en caso de ceder uno de los puntos y la instalación tiene más posibilidades de no deshacerse en caso de rotura de la cinta

Haremos un nudo de ocho o gaza en el cabo mas largo del triángulo. Podemos hacer otro nudo en el otro cabo con lo que conseguiríamos, en caso de fallar cualquiera de los seguros, evitar el choque entre los mosquetones. Ha habido casos de rotura del mosquetón principal por este choque. Si realizamos los nudos muy cerca del punto central la reunión pierde su movilidad y por tanto puede impedir el correcto reparto de la tensión.

4.3 Triangulo de fuerzas fijo. En este tipo de instalación se tiene que tener en muy en cuenta la dirección del posible tiron de manera que la carga se distribuya correctamente. Si uno de los anclajes cede el resto no sufre ninguna sobretensión. La reunión sigue manteniendo su funcionalidad aun en el caso de rotura de uno de los segmentos. Este tipo de instalación es recomendable para reuniones con anclajes dudosos, rapeles, instalaciones fijas y maniobras de salvamento.

4.4 Montajes en linea horizontal

Se utiliza para unir seguros distanciados o de calidad desigual. En grandes paredes facilita la distribución del material. La cuerda no debe de presentar bucles ni tensión excesiva entre los anclajes. Colocaremos nuestro autoseguro en el anclaje mas sólido utilizando un nudo de ocho. Al resto de los anclajes nos uniremos mediante nudos de ocho (preferible) o nudos de ballestrinque (mayor facilidad de ajuste)

Para asegurar al segundo el sistema de freno lo colocaremos en el bucle formado en nuestro autoseguro. Con estos sistema no se reparten las cargas, y en caso de fallar el primer seguro, todo el sistema se vera desplazado al siguiente anclaje

4.5 Montaje en línea vertical

Tiene las mismas características que el sistema anterior, pero nos uniremos siempre al seguro mas bajo. Nunca asegurarse al seguro más alto ya que en caso de fallar, se produciría una caída de factor 2 sobre el anclaje inferior.

Si el anclaje más sólido es el de arriba la cuerda entre los seguros estará tensa de manera que sea este el que reciba el impacto. Si es el inferior, la cuerda la dejaremos más floja para que sea este anclaje el primero en recibir la carga

Con este sistema en caso de fallar algún seguro no sufrimos un desplazamiento tan acusado como en el anterior caso.

4.5 Montajes con la cuerda. Si utilizamos la cuerda para el montaje de las reuniones nos vemos obligados a intercalar las posiciones de 1º de cordada

4.6 Reunión en un bloque

Para montar la reunión en un bloque sólido lo primero de todo es asegurarse de que no tiene bordes cortantes. Luego pasaremos una cinta alrededor del bloque, al que nos autoaseguraremos con un mosquetón de seguridad y nudo de ocho. Si existe la posibilidad de un tiron hacia arriba (caída del primero) debemos colocar un anclaje que actué en sentido contrario o que sea multidireccional.

Tener en cuenta que los cordinos soportan mejor la abrasión con los bordes cortantes que las cintas, sobre todo en zonas de granito vivo y algunas calizas abrasivas.

Capitulo 5
MANIOBRAS Y TÉCNICA

5.1 Guiar la cuerda

Debemos tener en cuenta dos cuestiones importantes:

-reducir el rozamiento

-como situar la cuerda respecto al cuerpo durante una escalada de primero.

El rozamiento de la cuerda se produce en todo aquel acodamiento intermedio que se aleje de la teórica línea (más o menos vertical) que une a los dos escaladores. El que escala de primero tendrá que luchar contra la resistencia que le ofrece la cuerda al ir pasando esta por los diferentes puntos intermedios, impidiéndole progresar de manera cómodo. Este rozamiento será mayor cuanto mas grande sea el zig-zag que dibuje la cuerda en la pared.

Para paliar este problema podemos utilizar cintas expres mas largas, teniendo en cuenta que aumenta la distancia de caída. En escaladas de grandes paredes la técnica de doble cuerda reduce este problema.

La posición de la cuerda con respecto a nuestras piernas y nuestro cuerpo es muy importante, existe el grave peligro de que durante el vuelo y su detención, las piernas se enganchen en la cuerda provocando un volteo que puede lanzarnos con fuerza cabeza abajo. La cuerda siempre hay que mantenerla entre las piernas si escalamos en la vertical y por delante del pie o el muslo si escalamos en diagonal.

5.2 asegurar desde el suelo. El sistema de freno se colocara en el arnés del asegurador, quien deberá tener en cuenta hacia donde se vera proyectado por el tiron de la cuerda en una posible caída del primero. En función de esto se autoasegurara o se situara de modo que evite desequilibrios, ser proyectado contra la pared u otros obstáculos, o perder el control sobre la cuerda.

Si el asegurador es notablemente más ligero que su compañero deberá atarse a algún anclaje.

5.3 asegurar al 1º desde la reunión. Colocaremos el sistema de freno en el arnés del asegurador mediante un mosquetón de seguridad. Este se situara, al igual que en el suelo, previendo el posible tiron de manera que no sea proyectado de forma indeseada. El momento más crítico es la salida de la reunión del 1º de cordada, hasta colocar el primer seguro. En ese momento en caso de producirse una caída tendría un FC = 2. Para reducir este problema, el asegurador se alejara todo lo posible de la reunión y pasara las cuerdas del 1º por el punto central de esta o por el anclaje más alto si estos son spits, parabolts o químicos 5.4 asegurar al segundo o segundos desde la reunión. El sistema de freno lo colocaremos en el punto central de la reunión. Se recomienda utilizar placas autobloqueantes (reverso, gigi) con mosquetón de seguridad, que detendrán automáticamente cualquier caída.

Ojo si utilizas el “ocho” para Asegurar al segundo

5.5 asegurar en polea o top-rope. En este tipo de escalada la cuerda esta pasada por la instalación del final de la vía y somos asegurados por el compañero desde abajo. Nunca pasaremos la cuerda directamente por el anillo de cinta, el riesgo de quemarlo y cortarlo es seguro. Utilizar un mosquetón de seguridad. Se recomiendan sistemas de freno automáticos. Si los cabos de la cuerda llegan muy justos al suelo, toma la precaución de hacer un nudo al final de uno de ellos o que el asegurador se ate directamente a la cuerda también.

5.6 autoasegurarse a la reunión. Atarse de forma segura a la reunión que hemos montado es la primera norma de seguridad, y el paso necesario antes de que el compañero deje de asegurarnos. La forma más conveniente de atarse será mediante un nudo de ocho al mosquetón del punto central de la reunión, pero si necesitamos regular la distancia de autoseguro, nos ataremos con un nudo de ocho a unos de los anclajes y entre medias con un ballestrinque al punto central. Si llevamos dos cuerdas nos ataremos con un nudo de ocho a un anclaje con una y con la otra cuerda mediante un ballestrinque al otro anclaje o punto central.

Si prescindimos de la cuerda (rápel, etc.), nos autoaseguraremos mediante un cabo de anclaje, que estará confeccionado con un anillo de cinta (cosida mejor) o cordino, que uniremos al arnés mediante un nudo de alondra y a la reunión con un mosquetón de seguridad. Si necesitamos regular la distancia a la reunión, podemos utilizar una cinta probadora o confeccionar un cabo regulable.

-31 -I. IGOA – A.ARREGI

5.7 Pasar la cuerda por el descuelgue

En escuelas equipadas, donde las vías suelen tener un largo y de una corta longitud, ser descolgado por el compañero es la maniobra mas frecuente para descender. Una vez que el escalador llega al final de la vía se encuentra con el descuelgue. El descuelgue ideal podría ser un grueso mosquetón unido por una cadena a dos anclajes de gran solidez. En este caso pasaríamos la cuerda por el mosquetón y avisaríamos a nuestro compañero para que nos baje. Pero a veces nos encontramos con descuelgues formados por anillas, eslabones u otros sistemas cerrados que nos obligan a desatarnos para pasar la cuerda.

Utilizar siempre como cabo de anclaje una cinta con mosquetones de seguridad en los extremos.

No olvides en los descuelgues tener en cuenta la longitud de la cuerda. Para evitar sorpresas deberíamos adoptar sistemáticamente alguna de estas precauciones.

-atarse a los dos cabos: si el asegurador se ata al otro extremo, evita que la cuerda se le escape

si resulta corta

-hacer un nudo grueso que no pase por el dispositivo de freno a unos 30 cm del final de la cuerda.

-Empalmar dos cuerdas. Ten en cuenta el nudo de unión a la hora de pasarlo por el dispositivo de

freno

5.8 Pasar la cuerda por el mosquetón (chapar)

En función de la mano disponible y del sentido en el cual esta situado el mosquetón, son aconsejables dos técnicas: -

-

Capitulo 6
RAPELAR

Descender en rapel es una maniobra sencilla, repetitiva pero en la que hay que poner toda nuestra atención. El rápel no perdona errores. Los anclajes que utilizaremos deben darnos total seguridad y ser un mínimo de dos. Para unir estos anclajes y repartir el peso entre ellos podemos emplear un triangulo fijo, un anillo de dos senos anudado o dos anillos independientes. Revisar y desconfiar de cualquier instalación que nos encontremos en la pared.

Durante la preparación del rápel permaneceremos desencordados pero siempre autoasegurados a la reunión con cabos de anclaje. Si utilizamos dos cuerdas las uniremos o bien con el nudo de ocho o bien con el nudo doble pescador (ver nudos). Pasaremos la cuerda por el punto central de la reunión y lanzaremos la cuerda pared abajo. Para ello formaremos una madeja en la mano con el cabo hacia fuera (anillos abiertos), gritaremos bien alto “cuerda” y lanzaremos una cuerda cada vez. Como medida de seguridad haremos unos nudos en los cabos de las cuerdas (a unos 30 cm) que evitaran que en caso de despiste se nos vaya la cuerda de las manos.

Otras medidas de seguridad serian los sistemas de autoaseguramiento sobre la cuerda que consistirían en el empleo de dispositivos como el “shunt” (conocido como “pato”)

o de nudos autobloqueantes como el Machard de dos senos. Estos se colocarían unidos al

arnés con mosquetones de seguridad y por debajo del descensor.

Antes de soltar nuestros cabos de autoseguro para bajar hay que:

-comprobar que tenemos correctamente colocado el descensor y que este unido con un mosquetón de seguridad al arnés (mejor comprobar el del compañero y él el nuestro)

-verificar que la cuerda no tiene nudos o líos y que llega al lugar previsto. -Recordar de que extremo tendremos que tirar para recuperar las cuerdas.

Bajaremos con continuidad, despacio y sin tirones, manteniendo las piernas ligeramente flexionadas y perpendiculares a la pared para separarnos y no golpearnos. Hay que estar atentos durante el descenso para no tirar piedras. Atención a los cabellos largos, pañuelos, mangas u otras partes holgadas de las prendas que pueden introducirse en el descensor y causar problemas.

Una vez que el primero en bajar termina el rápel, comprobara que la cuerda desliza bien para su posterior recuperación, si existiera algún problema podría solucionarse antes de que baje el ultimo escalador.

Antes de recuperar la cuerda, soltaremos los nudos que le hayamos hecho y comprobaremos que no tiene rizos. Si la instalación de rápel dispone de una anilla paralela a la pared, el extremo de la cuerda del que tiraremos será el más próximo a la pared, de lo contrario la cuerda podría quedar atrapada entre la anilla y la pared. Ten esto en cuenta a la hora de colocar el nudo de unión de las cuerdas.

Recupera la cuerda de manera lenta pero continua, sin dar tirones bruscos. Ponte a resguardo de la caída de la propia cuerda y de posibles piedras que se pueden desprender mientras la recogemos.

Recuerda :

Todas las maniobras de preparación para el rápel se deben realizar autoasegurado.
Se ha de descender con las piernas separadas, con la mayor superficie de los pies en contacto con la pared, para conservar la estabilidad, y con el cuerpo ligeramente girado hacia abajo, para ver tanto la cuerda como el itinerario de descenso.
La mano que queda más baja, mano de frenado, controla la velocidad, mientras que la que queda alta conserva la estabilidad y, en su caso, maneja el autoseguro.
El mosquetón a utilizar en el arnés ha de ser de seguridad y se debe comprobar que está bien
cerrado, antes de iniciar el descenso.
Se debe bajar asegurado o autoasegurado, siempre que las circunstancias (poca destreza, malas condiciones meteorológicas, desconocimiento del punto de llegada, cansancio, poca visibilidad, etc.) lo exijan. Es muy recomendable hacerlo siempre.
En rápeles encadenados, es aconsejable hacer un nudo en los extremos de las cuerdas para el descenso del primero. Habiendo alcanzado éste la reunión, anclará las cuerdas.
El descenso se debe realizar a una velocidad uniforme y sin saltos, para evitar sobrecargas en los anclajes.
INSTALACIÓN Antes de utilizar los anclajes es fundamental comprobar su solidez, debiendo contar con un buen anclaje natural o, al menos, dos artificiales fiables.
Una vez anclado el rápel, se lanzarán las cuerdas dando la voz

“CUERDA” y, posteriormente, se comprobará que no están enredadas y que quedan extendidas. Si es posible, se comprobará que llegan hasta el suelo o hasta el rápel siguiente.

No se debe escatimar material a la hora de montar el rápel, abandonando el necesario.
Cuando las condiciones de viento, visibilidad escasa, vegetación en la pared, etc., no permitan el lanzamiento normal de las cuerdas, éstas se podrán tender a medida que se desciende.
Es conveniente que todos los miembros de la cordada comprueben los nudos de unión de cuerdas y cintas o cordinos. RECUPERACIÓN Antes del descenso se debe comprobar que la cuerda podrá recuperarse desde abajo tirando de un cabo, para lo cual:

— El penúltimo en bajar comprobará desde abajo que la cuerda puede recuperarse. El último desenredará las cuerdas, utilizando para ello un mosquetón sujeto al arnés y pasado por la cuerda a traccionar.

-34 - I. IGOA – A.ARREGI

Si el anclaje de rápel es paralelo a la pared, siempre se recuperará la cuerda interior.
Cuando se hayan unido dos cuerdas, es preciso fijarse de cuál de ellas hay que tirar para que el nudo de unión no se quede atascado en el anclaje o en la roca
Al recuperar y caer la cuerda, se tendrá precaución por el posible arrastre de piedras.
En los rápeles encadenados, se anclará la cuerda a la reunión, antes de recuperarla, para evitar su posible pérdida.

-35 - I. IGOA – A.ARREGI

Capitulo 7

la técnica de la escalada

7.1 Reglas básicas

Escalar es fundamentalmente un juego con las posiciones de equilibrio. Cuanto mejor sea la técnica empleada, menos fuerza será necesario emplear. Deberemos tener en cuenta los siguientes tres principios.

- al progresar con los pies o con las manos, tres de los cuatro puntos de apoyo (2 manos + 2 pies) deben permanecer pegados a la pared (regla de los tres puntos) -el centro de gravedad del cuerpo debe mantenerse, dentro de lo posible, por encima de la superficie de apoyo -todos los movimientos deben ser reversibles (es decir : debe ser posible destrepar)

Cuanto mayor sea la dificultad técnica de la vía, más difícil será cumplir estos principios. En los grados de dificultad superiores (6º grado) se requiere una capacidad de fuerza especial debido a la verticalidad y a que los agarres son muy pequeños. Resulta importante poder aprender secuencias de movimientos, para memorizarlos y utilizarlos según las situaciones. Aprende también a “leer la roca” y mejora el sentido del equilibrio para obtener posturas estables

7.2 La técnica de los pies.

Una condición esencial para escalar ahorrando fuerzas. En general se escala maximizando la adherencia de la goma por lo que la puntera será la zona de la suela que mas se debe intentar usar. En apoyos pequeños y especialmente en regletas estrechas apoyaremos la parte interior de la suela, ya que se desarrolla más fuerza. En travesías horizontales y en pasajes extraplomados puede ser ventajoso también apoyarse con la cara externa del pie. Estas posiciones laterales del calzado se denominan “canteo”

Por el contrario en los agujeros se apoyara la puntera. Según el tipo de presa se elevara más o

menos el talón, para ejercer la presión o adherencia adecuadas. Evita usar solo apoyos grandes que estén muy separados entre si, ya que el resultado es un desplazamiento generalmente desfavorable del centro de gravedad del cuerpo, con lo que el gasto de fuerza es mayor. Intenta dar pasos más cortos aunque sea en apoyos de menor tamaño

7.3 La técnica de los agarres

En terreno fácil, los brazos tienen la única misión de estabilizar el equilibrio. A medida que aumenta la inclinación y la dificultad, sirven para sujetarse, traccionar y bloquear.Para aprovechar los agarres lo mejor posible ten en cuenta: -agarrarse con la mayor superficie de la mano o de los dedos posible, acoplándose a la estructura de

la presa. Con ello logras un mejor reparto de la presión y mayor adherencia

-36 - I. IGOA – A.ARREGI

-sujetar los agarres justo con la fuerza necesaria (ahorro de fuerzas). El miedo nos hace agarrar las presas con más fuerza la que en realidad se necesita.

-la carga se realizara verticalmente al agarre

-para evitar sobreesfuerzos y lesiones en las articulaciones, se sujetaran los agarres en la medida de lo posible con el método de los dedos colgantes. Traccionar con los dedos muy arqueados puede provocar lesiones.

-Separarse de la pared para ampliar el campo de visión, tanto de los pies como de las manos.

-En regletas o salientes muy pequeños podemos reforzar la presa colocando el pulgar sobre el índice

7.4 Tipos de agarres se diferencian entre agarre de tracción y agarre de apoyo. Además, según la

posible dirección de la carga , tendremos : agarres normales, laterales e invertidos. Los agarres de apoyo se cargan generalmente con la palma de la mano y los utilizaremos siempre

1. agarre de pinzamiento 2. agarre romo 3. dedos colgantes 4. bidedo 5. agarre invertido

6. dedos en arco 7. agarre de apoyo

-37 -I. IGOA – A.ARREGI

7.5 Control del centro de gravedad del cuerpo

Nuestro centro de gravedad cambia según la posición corporal. En posición erguida se encuentra aproximadamente dentro del cuerpo a la altura del ombligo, pero según varié nuestra posición puede situarse incluso fuera del mismo

Según donde se situé el centro de gravedad será necesario el empleo de más o menos fuerza

En el caso ideal, el centro de gravedad se encuentra exactamente por encima de la superficie de apoyo. En ese momento el cuerpo permanece en equilibrio, sin un

trabajo adicional de sujeción de las manos (equilibrio estable).

Esto solo se logra en terreno fácil o cuando la estructura de la roca (diedros) permite descansar parte del peso abriendo las piernas.

Si la pared es vertical o extraplomada intentaremos mediante movimientos mantener el centro de gravedad lo mas próximo posible a la superficie de apoyo. Posiciones como la de la rana, en arco o con la cadera girada facilitan esta labor a la vez que se requiere mayor empleo de la fuerza de los brazos y manos.

Una situación especial conocida como “efecto pendular “ o “ la puerta abierta”, se da cuando al realizar el siguiente movimiento de sujeción , el escalador tiene que soltar el

agarre que aun le sujeta y con el que mantiene el equilibrio. Para solucionarlo podemos: -Enganchar la puntera o el talón del pie en algún apoyo lateral cruzar la

pierna por detrás (1) -Cruzar la pierna por detrás (2) -Cruzar la pierna por delante a la vez que giramos un cuarto de vuelta(3) -Cambiar de apoyo el pie (4). -Dejarse balancear hasta conseguir una posición de equilibrio (5).

-38 -I. IGOA – A.ARREGI

7.6 Técnica de apoyo. Es la mas sencilla la emplearemos en paredes con agarres y apoyos definidos.Son validos los principios de las técnicas básicas: -el trabajo de empuje lo realizaran las piernas -escalar ahorrando fuerzas

-mantener el CG sobre los apoyos o todo lo cerca posible

7.7 Técnica de adherencia Se utiliza en placas inclinadas sin agarres ni apoyos de tamaño considerable. La confianza y el conocimiento de la capacidad de fricción de la suela del pie de gato facilitan la progresión. El CG se mantiene dentro de la superficie de apoyo. Si se traslada demasiado peso sobre los brazos disminuye la presión en las suelas y comenzamos a resbalar. Se darán pasos cortos y se evitara la extensión completa de las piernas.

7.8 Técnica de escalada en “X”. Se utiliza en diedros y chimeneas anchas. Mediante la extensión de

piernas se alcanza una mayor superficie de apoyo, una colocación más correcta del peso corporal, y con ello un acercamiento del centro de gravedad a la superficie de apoyo. Debido a la presión resultante que actúa en diagonal hacia afuera pueden ser también de utilidad los apoyos de adherencia.

7.9 Técnica de chimenea. Se utiliza en acanaladuras y grietas que resultan demasiado estrechas para una gran apertura de piernas. Es una técnica de oposición, se apoyan las piernas en un lado de la chimenea y la espalda en el lado contrario. Esta posición es también de reposo. Para progresar, los brazos y las piernas realizan una presión de oposición, de tal forma que el cuerpo pueda ser empujado hacia arriba.

- 39 -

7.10 Técnica de Bavaresa o de oposición. . Se emplea en aristas verticales, diedros �igurados o lajas adosadas, lugares que aunque tengan buenas presas, no tienen buenos apoyos para los pies. Se trata de crear una oposición entre los brazos y la fuerza de las piernas. En esta situación el centro de gravedad se encuentra siempre fuera de la superficie de apoyo. Cuanto mas empinada sea la escalada más habrá que desplazar el CG hacia atrás para alcanzar la fuerza de presión necesaria. , para lo que tendremos que aproximar las manos y los pies

En placas y muros empleamos esta técnica para aprovechar de forma óptima los apoyos de adherencia. Dado que esta técnica exige mucha fuerza, la emplearemos cuando sea inviable otra posibilidad.

7.11 Técnica de empotramiento. Se producen mediante el bloqueo de las extremidades en el interior de una fisura. Éstos pueden ser muy variados, siendo los más comunes:

a) De dedos

-Cerrojos. Se introducen los dedos hasta la articulación central con los pulgares hacia abajo y, al cargar el peso, se giran produciendo la sujeción deseada.

-Empotramientos. Se introducen los dedos en la fisura con los pulgares hacia arriba; el efecto se produce en las articulaciones centrales de los dedos, reforzada con la tensión de los músculos flexores.

b) De manoSe introduce la mano con el pulgar hacia arriba y los dedos extendidos en el interior de la fisura; seguidamente se flexiona el pulgar todo lo que se pueda. Cuando la anchura de la fisura es mayor, el empotramiento es de puño, introduciendo primero la mano con los dedos extendidos, para seguidamente cerrarlos. Este atascamiento puede ser horizontal o vertical.

c) De codo Se utiliza cuando la fisura es más amplia, para lo cual se introduce el antebrazo y posteriormente se gira.

- 40 -

Apuntes de escalada

d) De pies Se utiliza para fisuras estrechas, para lo cual se introduce el pie de canto y a continuación se carga el peso sobre él. En ocasiones, antes de cargar el peso, se puede girar el pie lateralmente en el interior de la fisura.

e) De rodilla Si la fisura es más amplia, se introduce la pierna girándola en su interior.

Al escalar en grietas resulta aconsejable ponerse un vendaje de esparadrapo que proteja las zonas que mas vayan a sufrir rozamiento (fundamentalmente los dedos y el dorso). De esta forma reducimos la sensación de dolor y podemos concentrarnos mejor en los empotramientos. Normalmente este tipo de escalada se da en granito y arenisca.

Existen otros tipos de atascamientos que se utilizan para escaladas de alta dificultad

De dedos, utilizando la combinación de todos ellos.
De manos y puños, combinando las dos manos y mano con puño.
Combinación de codo y mano según la amplitud de la fisura.

7.12 Escalada de extraplomos

En este tipo de escaladas son de aplicación siguientes normas:

— El CGC. Deberá estar lo más próximo a
la pared.

Los brazos estarán extendidos para economizar energía.
Se podrán emplear posiciones en arco y de cuerpo girado.

7.13 Escalada en techos

Se seguirán las mismas normas que en los extraplomos, evitando el movimiento pendular descontrolado que provocaría una pérdida de contacto con la pared. En estos dos procedimientos juega un papel fundamental la adecuada colocación de los pies.

7.14 Superaciones

Son necesarias cuando la distancia entre presas es tal que no permite la progresión normal, no existen presas de tracción a la salida de un paso, o al alcanzar una repisa estrecha seguida de una pared lisa. Hay dos formas de ejecutar estas superaciones: frontal y lateral.

-42 -I. IGOA – A.ARREGI

Capitulo 8

SISTEMAS DE PROGRESION EN CORDADA

Tradicionalmente, las ascensiones en pared se han acometido con cuerda doble y las vías más cortas o deportivas, con cuerda simple. Las influencia americanas han motivado que hoy en día dicho planteamiento no sea seguido al pie de la letra.

La cuerda simple y las cuerdas gemelas permiten un aseguramiento correcto y rápido en cordadas de dos personas. Las cuerdas dobles posibilitan la protección correlativa de tres personas y suponen un plus de seguridad en vías complejas.

Debido a sus diferentes características nunca mezclaremos para escalar cuerdas de un tipo con otro Ej. Una cuerda simple de 10,5 mm con una gemela de 8 mm

8.1 Un solo largo (vía deportiva con descuelgue).

El tipo de terreno será de escuelas equipadas o rocodromos. El primero avanza asegurándose a las chapas mediante cintas expres, hasta llegar al descuelgue por donde pasara la cuerda y avisara a su compañero para que le baje. Se utilizaran preferiblemente sistema de frenos automáticos (grigri). El asegurador no se alejara de la pared y prestaremos atención a la longitud del largo y al momento del mosquetoneo.

8.2 Top-rope o en polea

El tipo de terreno será el mismo que el ejemplo anterior y es utilizado frecuentemente para iniciación, entrenamiento o ensayos de vías. El primero escala con la cuerda por arriba ya pasada por el descuelgue. Utilizaremos el mismo sistema de freno, procurando recuperar con una velocidad constante sin que se lleguen a formar grandes combas.

8.3 Progresión de largos: dos personas

Son las más habituales. El primero avanza colocando puntos de seguro mientras es asegurado por su compañero, que le alcanzara posteriormente en la reunión. Una vez allí podrá encadenar el siguiente largo o le pasara el material que ha ido recogiendo a su compañero pasando a asegurarle de nuevo. El tipo de cuerda a emplear estará en función de las características de la escalada.

En la reunión procuraremos ir recogiendo las cuerdas de manera ordenada y por separado para evitar que se enreden y surjan problemas en el siguiente largo.

8.4 Progresión de largos: tres personas

Utilizaremos dos cuerdas (con una simple los largos serian muy cortos). El primero sube normalmente atado con las dos cuerdas, seguido de sus compañeros cada uno atado al cabo de una cuerda. No se emplearan cuerdas gemelas ya que su reducido diámetro no ofrece a los segundos suficientes garantías.

El primero normalmente no se intercambia con sus compañeros ya que se perdería mucho tiempo en encordarse y desencordarse en cada reunión. Aunque en vías muy largas podríamos hacerlo cada cierto numero de largos (4 por ejemplo). Los segundos avanzan a la vez distanciados prudencialmente de manera que una caída del segundo no llegue a impactar al tercero. Estos serán asegurados por un sistema de freno de bloqueo automático (gi-gi, reverso, magic…)

-43 -I. IGOA – A.ARREGI

En terreno descompuesto esta distancia se reducirá para evitar que las posibles piedras desprendidas por el segundo alcancen al tercero con fuerza. El segundo puede llevar la mochila mientras el tercero desequipa el largo.

8.5 Progresión de largos “en racimo”.

El primero recupera a dos personas, unidos cada uno a una cuerda en doble (segundo y tercero de cordada). Cuando llega a la reunión y están autoasegurados, uno asegura al primero que sube mientras el otro recupera al cuarto y eventualmente a un quinto, que subirían atados también en doble. El tercero llevara atada la cuerda del cuarto y quinto. Se utiliza en vías cortas de más de un largo de dificultad baja o media. Hay que organizar bien las reuniones para evitar confusiones.

8.6 Progresión en ensamble (cuerda corta).

Se utiliza en vías muy faciles, crestas sencillas y vías ferratas, también se utiliza en pendientes suaves de nieve. Normalmente es una técnica utilizada por los guías de montaña para asegurar a sus clientes, o bien para dar para dar seguridad a personas poco habituadas o compañeros muy fatigados. Todos los miembros de la cordada avanzan a la vez. Se

trata de un aseguramiento preventivo donde el objetivo primero será evitar que se produzca la caída,

no detenerla. Para ello la vigilancia será constante y tendremos en cuenta los siguientes puntos: -la cordada se compondrá de un máximo de tres personas -el mas experto debe ir siempre delante o por encima en el ascenso y detrás durante el descenso

para poder sujetar a los otros desde arriba

-la distancia del primero al segundo será corta variando en función del terreno, y del segundo al tercero, si lo hay, de 2 a 3 m

-el primero y el último se encordaran con un nudo de ocho por chicote. El segundo se encordara empleando un lazo de aislamiento y un nudo bulin doble cuyo lazo sobrante se chapara con un mosquetón de seguridad al anillo central del arnés. El lazo de aislamiento tendrá una distancia de unos 30 cm y debe quedar por encima de la rodilla. Emplearemos un nudo de gaza o mariposa para realizarlo. El objetivo de este lazo será derivar la carga en caso de caída hacia el primero sin implicar al tercero. Igualmente la caída

de este tirara del primero sin afectar al segundo

-la cuerda sobrante la llevara el primero enrollada en anillos de pecho, rematados con un nudo atado al arnés para evitar que le estrangulen en caso de un tiron. Parte de la cuerda se puede meter plegada en la mochila de tal manera que estirando de ella salga fácilmente.

-El líder debe mantener la cuerda tirante en todo momento, y la llevara agarrada con 3 o 4 anillos en la mano del lado del valle, con el codo a 90. Esto le evita recibir un tiron directamente al cuerpo y ejerce un efecto amortiguador al alargarse la cuerda mientras se

-44 -I. IGOA – A.ARREGI

cierran los anillos en torno a la mano y se estira el brazo. Los anillos deben ser cortos que no

lleguen mas abajo que la rodilla para evitar tropezarnos con ellos. -El brazo que lleva los anillos debe sentir en todo momento al compañero en el otro extremo. -El segundo no debe sobrepasar el nudo que forma su lazo de aislamiento, porque la posible caída

seria mas larga y el tiron seria mayor para el primero.

Esta progresión exige mucha experiencia para ser segura

8.7 Progresión en ensamble largo La longitud de la cuerda desplegada será de 20 a 30 m dependiendo del terreno. El que marcha de primero coloca seguros donde cree conveniente, y pasa por ellos la cuerda procurando que existan al menos dos protecciones intermedias entre escaladores. El segundo va retirando los anclajes, y de vez en cuando debe reunirse con el primero para intercambiarse las posiciones o darle el material recuperado. En una cordada de tres el que va en medio tiene que pasar la cuerda que va al tercero antes de sacar la que va al primero. Es importante mantener un ritmo de ascensión bien compenetrado para evitar la formación de grandes bucles en la cuerda que dificulten el avance.

Capitulo 9
ESTRATEGIA

9.1 Antes de empezar

Recopila toda la información que puedas sobre la zona y vía que intentas escalar. Estudia el croquis e intenta saber, el nombre de la vía, longitud, dificultad máxima y obligatoria, horario aproximado, material necesario, orientación de la pared y algo muy importante, el descenso, infórmate bien por donde puedes bajar, si hay alguna línea de rapeles equipada, etc. También deberías saber con que tipo de roca te vas a encontrar (caliza, granito, conglomerado, etc...).

Ya una vez en la pared, antes de empezar a escalar, revísate el nudo, comprueba que la cinta del arnés pasa adecuadamente por la hebilla de seguridad y que el sistema de freno esta bien colocado y el mosquetón tenga bien roscado su cierre, o mejor revísale a tu compañero y que el te revise a ti. Comprueba también que tienes todo lo que vas a necesitar ( cintas expres, empotradores, friends, cintas, etc…) y que todo esta bien colocado, bien en el arnés o bien en el portamaterial, cuerpo o mochila. Que no se te olvide ajustarte bien el casco (se supone que siempre deberías de llevarlo).

En vías de pared largas es conveniente llevar en la mochila una pequeña frontal por si las cosas no salen como esperábamos y se nos hace de noche.

9.2 La comunicación en la cordada

Existe un lenguaje específico para conseguir una comunicación eficaz entre escalador y asegurador. Es importante que las órdenes se griten con claridad y que se procure no añadir comentarios que puedan confundir al compañero. Si escalamos cerca de otros escaladores podemos utilizar el nombre de nuestro compañero para evitar posibles confusiones. Ponte de acuerdo con tu compañero para saber que voces vais a utilizar antes de empezar a escalar. En días de mucho viento donde es fácil no oírse se puede crear un código mediante tirones de la cuerda.

-TENSA o RECUPERA. Lo dice el escalador cuando hay demasiada comba y quiere que el asegurador recoja la cuerda -CUERDA. Lo dice el primero cuando quiere que le den cuerda, bien para chaparse a un seguro o

porque la cuerda esta muy tensa. -TE QUEDAN “X” METROS. Para avisar al primero de que le queda poca cuerda. -REUNIÓN. El primero para confirmar que la reunión esta montada y esta autoasegurado. -ESTAS SUELTO. Lo dice el asegurador al escuchar la orden anterior cuando ha soltado el

dispositivo para asegurar -CUANDO QUIERAS. Lo dice el primero cuando ya ha organizado la reunión y tiene preparado el dispositivo de freno para asegurar al segundo. -VOY. Lo dice el segundo cuando esta preparado para empezar a subir pero solo lo hará cuando el

asegurador lo confirme -VALE. para confirmar la orden anterior -ATENTO. Lo dice el que escala ante un tramo difícil para que el asegurador este atento -PIEDRA. Lo dice cualquiera que vea caer una piedra o cualquier otro objeto -CUERDA. Se grita siempre antes de dejar caer la cuerda, ya sea para rapelar.

- LIBRE. Cuando el que ha rapelado llega al suelo o a la siguiente reunión y deja las cuerdas libres.

-46 - I. IGOA – A.ARREGI

9.3 Graduación de la escalada en roca

La escala de la UIAA. sigue siendo utilizada mayoritariamente para graduar escaladas de alta montaña. La escala francesa, de aplicación en toda Europa Central, tiene cada vez más aceptación y se está convirtiendo en la escala de referencia para dificultades a partir del grado VI (6a).

I grado. Fácil (F.): Son necesarias las manos para mantener el equilibrio del cuerpo. En general no es necesaria la cuerda.
II grado. Poco difícil (PD.): Son necesarias las manos para poder desplazarse (tres puntos de apoyo). Escalada con buenas presas. Aconsejable la cuerda.
III grado. Algo difícil (AD.): Se debe usar la cuerda y algún anclaje como medio de aseguración. Zonas verticales con buenas presas. Descensos en rápel.
IV grado. Difícil (D.):. Es necesario el empleo de la cuerda y de medios para aseguración. Escalada mantenida
V grado. Muy difícil (MD.):. Paredes con agarres mínimos y mucha inclinación.
VI grado. Extremadamente difícil (ED.): Requiere gran capacidad, conocimientos extraordinarios y un perfecto entrenamiento. Alto grado de exposición.
VII grado. Excepcionalmente difícil (EX.): Reservado a los mejores escaladores. .

Se emplearán las abreviaturas F., PD., AD., etc., con los límites superior o inferior, para designar el grado de dificultad de una vía en su conjunto y los números romanos para calificar un paso aislado.

Siendo la dificultad del conjunto de una vía lo que determina su calificación, es posible que en ella haya pasos aislados de dificultad superior o inferior. Debe señalarse que a igualdad de graduación de dificultad de una vía, normalmente las de alta montaña tienen un factor de exposición superior a las de escuela de escalada.

9.4 Escalada artificial. El grado está representado por la letra A (de artificial) seguida del número que determina la dificultad, comprendido entre el 1 y el 6. Al igual que la graduación en libre podremos añadir el mas (+) o menos (-) para disponer de un mayor detalle, por ejemplo A2+. Si el largo dispone de escalada libre se añadirá tal grado de dificultad, por ejemplo: 6b/A2. Esto quiere decir que el máximo grado a escalar en libre es 6b y el máximo grado a escalar en artificial es A2+. Si el largo nos ofrece la posibilidad de elegir entre escalar libre o artificial lo reseñaremos de tal forma: 6c ó A2. Esto quiere decir que el largo de artificial lo podemos forzar en libre con una dificultad máxima de 6c. Si durante la escalada no utilizamos el martillo para colocar clavos o plomos, es decir, que utilizamos solamente sistemas de expansión por levas, empotradores, uñas o parabolts o clavos ya colocados en la

roca, la escalada la denominaremos “limpia” y la graduación se representa con la C (del inglés clean) seguida del número correspondiente. A continuación veremos de forma detallada los diferentes grados en artificial:

Ab. Artificial con buriles. El largo de artificial está equipado con buriles, rivets o chinchetas. „Ae. Artificial equipado. El largo está equipado con clavos, spits, parabolts o material

abandonado (fisureros, plomos, etc.) „A0. Nos agarramos al seguro y nos superamos para poder progresar. No utilizamos estribos. „A1 o C1. Artificial fácil. Los emplazamientos suelen ser sencillos y sólidos. Si el escalador se

cae el seguro anterior debiera de pararle sin problemas. Imaginémonos el mayor techo del mundo. Si está asegurado mediante parabolts, clavos, fisureros o sistemas de expansión (friends) a prueba de bombas, lo graduaremos con ésta dificultad. Nuestros riñones se quejaran por estar colgados en el vació, pero las posibilidades de hacerse daño si nos caemos son mínimas. El largo nos puede llevar una o dos horas el finalizarlo.

A2 o C2. Artificial moderado. Los emplazamientos suelen ser sólidos, pero pueden resultar delicados y arduos de colocar. Normalmente hay uno o dos emplazamientos que solo aguantan el peso de nuestro cuerpo entre otros que si aguantarían una buena caída. De 5 a 10 metros de caída potencial pero sin peligro. El largo no puede llevar entre una y tres horas el finalizarlo.

A3 o C3. Artificial duro. Necesitamos comprobar metódicamente los seguros mediante la utilización del probador. Normalmente se tratará de un largo compuesto de varios seguros débiles, cinco o seis aproximadamente, y los cuales solo aguantan el peso de nuestro cuerpo y no una caída. No obstante en el largo contaremos con buenos seguros que si que aguantarían una posible caída. Unos 20 metros de caída potencial pero sin peligro. El largo nos puede llevar de dos a tres horas el finalizarlo.

A4 o C4. Artificial serio. Muchos emplazamientos seguidos que solo aguantan el peso de nuestro cuerpo (de seis a ocho). De 20 a 30 metros de caída potencial con peligro de chocar contra repisas y salientes. Finalizar el largo nos puede llevar más de tres horas.

A5 o C5. Artificial extremo. Mas de diez emplazamientos seguidos que solo aguantan el peso de nuestro cuerpo y no una caída. Prácticamente podríamos descoser todo el largo en caso de caída. Es preciso comprobar cada seguro con mucha precisión. Finalizar un largo nos puede llevar más de cuatro horas.

A6. Artificial extremo. Igual que el de A5 pero con la posibilidad de que la reunión no aguante

el impacto de una caída. El riesgo de caída mortal es real. A veces ocurre que vías que están graduadas con la misma dificultad sean diferentes a la hora de la verdad. Es parte del juego. Esta claro que cuanto mas escalemos sobre los estribos en diferentes regiones y en diferentes tipos de roca, lograremos perfeccionar y entender mejor el sistema de graduación.

Técnicas básicas

El primero de cordada mosquetonea el equipamiento existente o coloca una protección y comprueba su fiabilidad mediante tirones. Pasa por ella una cinta expres en cuyo mosquetón superior introduce el mosquetón del estribo. Descarga su peso sobre el y , visto que no pasa nada, pasa la cuerda por el mosquetón inferior de la expres. Chapar la cuerda antes de montarnos en el estribo nos dará una falsa sensación de seguridad, ya que en caso de fallar el anclaje caeremos mas metros. Superándose en cada peldaño para llegar mas alto, volverá a emplazar otro seguro, para repetir la operación con un segundo estribo. Desde el peldaño mas bajo de este, desmosqueteara el primer estribo y otra vez para arriba. En general las vías de A1 suelen estar ya equipadas o son fácilmente equipables (friends, fisureros o clavos de buena longitud). El A2 puede ser cualquier desplome con clavos antiguos, tacos de madera o un simple muro fisurado que requiera trabajarlo algo mas. Es el límite técnico para cualquier principiante

-48 - I. IGOA – A.ARREGI

Equipar los estribos con un gancho fifi permite desengancharlos rápidamente sin tener que agacharse, simplemente tirando del cordinito. Cuando salgas a tramos de escalada libre pliega todo para impedir cualquier enganchan peligroso.

Ascender por la cuerda

  • Unimos un nudo autobloqueante (Machard) o microbloqueador (tibloc) al anillo central del arnés con mosquetones de seguro

  • Con otro nudo autobloqueante, colocamos un anillo de cinta de entre 2 ó 3 m en la cuerda por debajo del anterior

  • para mayor seguridad, insertamos un mosquetón HMS (de pera) al anillo central del arnés y hacemos un ballestrinque con la cuerda

  • avanzamos por la cuerda moviendo
    los autobloqueantes de forma
    alternativa

  • cada cierta distancia, ajustamos el
    ballestrinque

9.4 Los símbolos

para facilitar el entendimiento de los rasgos de la pared en cada largo, la UIAA propone una serie de símbolos que, con pocas variantes, son los de uso mas común.

9.5 El croquis. Mediante el croquis nos podemos hacer una idea grafica de la ruta

-50 -I. IGOA – A.ARREGI

Ejemplo 2

Naranjo de Bulnes

1. Txerrimuño v+ 11. El flemón ta ttanton 6a
2. Proyecto cenutrio 7? 12. Proyecto joder 7?
3. Bixkor 6b 13. Beltza 6b+
4. Kozkor 6a+ 14. Caballo loco ha vuelto
5. Goxoa goxoa 6a A tropezar 6b
6. Odei plusti v+ 15. kontuz ibili 6a
7. Giri erregel 7? 16. Montz arrantzale 6a+
8. Aia o no aia kañia 6c 17. Aprovechando 6a
9. Xebax txibax 6a 18. Rasta plosti v
10. Txirri akuatic 7? 19. koxka ta txiska v

MUGAKO HARRIA ARPALTZUA 1 Bonsái V 9a Para escalar hay que equipar 6a 2 Matxaka 6a 9b Retama 6a 3 Pata zulo V+ 10 Muturbeltz IV+ 4 Txerrimuño IV ASTABIRIA 5 Goxua trip V 8 Astabiria 6a+ 6 Mahonesa IV+ EL GALLO 7 Zampahuevos 6a+ 11a Llavos a txapar 6a+

11b Kaxkarreko IV

BIZARDIA FUERTIA 12 Donan IV+ 17 Kantuz kantu IV+ 13 Kalimonstruo V+ 18a Mariscos arkale V 14 Un poco mas que cuatro mas 6c/7ª 18b Errez joxe IV 15 Baxerri airlines V+ 19 Sasikume IV 16 Asamblea de majaras 6a 20 Euskadi tropical V-

0 Mendebalde IV9 Jhony brusco 6a+
1 Desplome beltza V+ 10 Kalikankamo 6ª+
2 Emnarkes galatxe 11 Maritxu berritxu IV
3 Vatu kale 6b+ 12 Laba IV+
4 Kukuzcka piotrowsky 6b 13 Karakolak IV
5 krack V+ 14 iparralde IV
6 Komogato 6c 15 Nire amona bai ze ona 7c+
7 Silver 6c 16 frascaso 6c+
8 Tarzan de los bolos 6a+
V 7 Ez aputu 6b
V+/IV 8 V+
¿ 9 V
V 10 Aritz urte bat V
V 11 Txerrimuño V+
V 12 Que guapo eres escalando angi 6a+

-55 -I. IGOA – A.ARREGI -57 -I. IGOA – A.ARREGI

TARTALO 20 -60 m
1 La justa 6ª+ C Lusarreta
2 ¿ V 6 Tartalo 5c 6a 6c
A Ordago 7 a+ 7 Txapamania 6b
3 Balium 7 a 8 Peyote 6b
B Lurdes V-/V+ 9 Popeye 5c
4 Migel el kaxero 6 a/6b 10 El dado 6c
5 Hontza pota 6 a/ 6b
12 Alien 6 a
15 Espoloi 6 a 23 Champan y mujeres hasta que se acaben los cinco duros 6 a+
16 Axkiria 6b 24 Eguzki lore 6ªa/5b
17 zikinbrillo 6 a 25 Bisben 5c
26 sudur 5c

BIBLIOGRAFIA UTILIZADA

  • Prevención, seguridad y autorescate. Maximo Murcia – ed desnivel

  • Seguridad, escalada, alpinismo, ferratas. Comisione técnica nazionale de Italia

  • Montañismo. La libertad de las cimas. D Graydon y K Hanson

  • Manual completo de montaña. P Stulck y G Sojer

  • Manual de escalada en roca. Michael Hoffman.

  • Técnicas de montaña. P Hill y S Johnson

  • Escalada en nieve y hielo. Maximo Murcia

  • Escalada libre en hielo y mixto. Jose Isidro Gordito

  • Nudos para escaladores. Craig Luebben.

  • Escalada deportiva y entrenamiento. Patxi Arocena

  • Gipuzkoako eskalada gida. Gorka Obeso y Txingu Arrieta

  • Escalar en rocodromos. John Long

  • Manual Petzl

  • Manual Beal

  • Revistas desnivel.

  • Revistas Barrabes

  • Revistas Campo Base

-60 -I. IGOA – A.ARREGI